M-Learning, sí o sí

El uso de los dispositivos móviles se hecho  cotidiano en nuestros días, pero el mundo de la educación se viene resistiendo a la entrada de estos dispositivos en las aulas.Sin embargo, la tarea de los educadores es hacer propuestas de uso educativo que aprovechen su potencialidad para  transformar los procesos de enseñanza-aprendizaje, proporcionando  situaciones y contextos para un uso responsable de los mismos. Alguna de ellas como en el ejemplo propuesto con “Mentimeter”.

Trabajar la convivencia en los centros educativos

Como consecuencia de las situaciones de acoso entre iguales se produce una gran alarma social: aparecen ofertas externas para su tratamiento, se piden medidas contundentes y rápidas y otras acciones. Sólo desde planteamientos que surjan del mismo centro, insertos en su proyecto educativo, será posible una respuesta adecuada. A su vez, sólo desde el marco de la convivencia positiva puede plantearse una acción de prevención, proactiva, que evite la aparición del maltrato entre iguales.