Digitalización en Educación Física: El “Escape Gym” del CEIP Nuestra Señora del Rosario de Hellín (Albacete)

El proceso de digitalización en el que actualmente nos hallamos inmersos, junto con la innovación en metodologías y técnicas educativas están relegando las metodologías tradicionales a un segundo plano. 

Debido a su carácter puramente práctico, la Educación Física es un área en la que, en ocasiones, resulta complicado introducir las nuevas tecnologías de manera experiencial en el aula. No obstante, no es imposible; en la clase de 5º de Educación Primaria del CEIP Nuestra Señora del Rosario (Hellín, Albacete), hemos usado nuestras tabletas para resolver un “Escape Room”.

Antes de contaros nuestra experiencia educativa, tenemos que conocer el concepto de “Escape Room”.

El “Escape Room” es un juego cuyo objetivo consiste en resolver un problema con una serie de pistas. El alumnado tendrá que usar de manera óptima todas sus habilidades cognitivas e intelectuales para escapar de la sala en el menor tiempo posible. El juego está contextualizado a través de una historia que hace que el alumnado se sienta protagonista de la misma. Al tratarse de una actividad en grupo, los niños y niñas desarrollan sus destrezas cognitivas y deductivas de manera cooperativa.

La actividad, disponible en el siguiente enlace https://view.genial.ly/623c2b4aacc2a20016f17634, está ubicada dentro de la Unidad Didáctica de Baloncesto correspondiente a la programación de 5º de Primaria de Educación Física.

 

 

En este juego el alumnado tuvo que resolver varias tareas motrices relacionadas con el baloncesto para escapar del gimnasio del colegio.

En primer lugar, utilizaron una tableta para leer la historia y las instrucciones del “Escape Room”.

Después, tuvieron que encontrar en el pabellón los distintos códigos QR que explicaban las pruebas que debían superar. Con cada prueba superada el alumnado conseguía un código.

Chicos y chicas leyendo el código QR correspondiente a la prueba 1.

Chicos y chicas leyendo el código QR correspondiente a la prueba 1.

En la primera prueba debían meter 10 canastas desde la línea de tiro libre.

Lanzando a canasta desde la línea de tiro libre.

Lanzando a canasta.

Alumnado consiguiendo el primer dígito de la prueba.

Alumnado consiguiendo el primer dígito de la prueba.

En la prueba número dos tenían que encestar 10 veces mediante la entrada a canasta.

Entrando a canasta.

Entrando a canasta.

En la tercera prueba, tuvieron que trasladar 10 balones de un extremo de la cancha al otro sin que estos se cayesen al suelo.

En la cuarta y última prueba tenían que cruzar 10 balones botando sin que la pelota tocara el suelo a lo largo de tres bancos suecos consecutivos.

Alumna botando la pelota mientras cruza los bancos.

Alumna botando la pelota mientras cruza los bancos.

Una vez superada la prueba, y obtenidos los 4 dígitos, tuvieron que averiguar el orden de estos resolviendo un acertijo matemático.

Alumnas intentando abrir el candado que cerraba las puertas antipánico del gimnasio

Alumnas intentando abrir el candado que cerraba las puertas antipánico del gimnasio.

Los objetivos de la actividad han sido:

  • Desarrollar las habilidades de comunicación de los niños y niñas.
  • Fomentar el trabajo en equipo.
  • Desarrollar el proceso de reflexión en la resolución de problemas.
  • Ejecutar de manera práctica la teoría aprendida respecto al pase, bote, lanzamiento y entrada a canasta.
  • Iniciar al alumnado en el uso de medios digitales y tecnológicos para resolver una tarea.

Evaluación y conclusiones:

El “Escape Room” es una herramienta muy útil que nos permite que el alumnado desarrolle una perspectiva grupal a la hora de resolver una tarea y, por tanto, sean capaces de implementar sus habilidades personales de comunicación, de razonamiento lógico y deductivo, además de su capacidad de trabajar en equipo. Pero, sobre todo, este tipo de actividades despiertan en el alumnado la motivación: aspecto crucial en el proceso de enseñanza-aprendizaje.

Como maestro, me ha permitido realizar un seguimiento más individualizado de la parte personal y emocional de los alumnos y alumnas, pues he podido comprobar cómo se han desenvuelto en situaciones bajo presión. Asimismo, he podido evaluar la aplicación práctica de la teoría aprendida en las sesiones anteriores. 

Entrada previa
Escuelas Embajadoras del Parlamento Europeo. La Unión Europea en el aula