Una nueva metodología para mejorar el éxito escolar

Todos compartimos las mismas inquietudes innovadoras y transformadoras en educación y la necesidad de adaptar las metodologías de enseñanza-aprendizaje a las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, así como, intercambiar experiencias y la búsqueda de nuevas fórmulas metodológicas que ayuden a los alumnos a mejorar su motivación hacia el aprendizaje, a mejorar su rendimiento académico y a adquirir las competencias básicas, especialmente  la competencia en lengua extranjera (inglés).

La principal finalidad del proyecto ERASMUS+ “Wearable Methodology” a new methodology based on the use of innovative technologies for education  es la reducción del fracaso escolar en Educación Primaria, un factor de alto riesgo para el abandono temprano de la escolarización.

La implantación de las nuevas tecnologías se encuentra ya en todos los ámbitos de la vida, los escolares y profesores usan estas herramientas de forma habitual en su día a día.

Los dispositivos wearables  pueden llevarse en un bolsillo, colgados, en forma de pulsera o incluidos en la ropa, por lo que permite recabar información mientras las personas realizan sus tareas. Lo novedoso de esta metodología es utilizar estos sistemas, junto a objetos inteligentes en el ámbito educativo, en este proyecto que llevaremos a cabo en la escuela pública de zonas rurales.

Estamos acostumbrados a ver las aulas de informática, como aulas estáticas e individualistas. La interacción en estas clases suele ser pantalla-alumno y  no permite el trabajo cooperativo. Pocas veces los ordenadores están en red y es habitual que  los alumnos y alumnas se centren más en la herramienta de trabajo que en los contenidos de aprendizaje.

Con este proyecto WM queremos desterrar esa idea, avanzando hacia otro concepto del uso de la tecnología en educación, más relacionado con la gamificación y el aprendizaje experiencial,  donde se permita la interacción y  la colaboración no virtual  del escolar con el entorno, con el profesor y con el resto de compañeros y compañeras. La tecnología  acompaña, motiva y permite la atención a la diversidad del alumnado y del grupo. Las actividades tendrán diferentes niveles de dificultad y estarán diseñadas para trabajar por competencias, no por áreas.

Nos centraremos en el desarrollo de las competencias clave: La comunicación lingüística, matemática y competencias básicas en ciencia y tecnología, la digital, aprender a aprender, las sociales y cívicas, el sentido de iniciativa y espíritu emprendedor y la conciencia y las expresiones culturales.

La puesta en marcha de esta metodología lleva implícita la formación del profesorado, la organización del centro, el diseño de las aulas WM, la creación de nuevas actividades, de nuevos proyectos y adecuación de las programaciones, para incluir en ellas estos cambios metodológicos.

La metodología WM aplicada al desarrollo de las competencias claves en el alumnado nos abre nuevas vías en el proceso de enseñanza-aprendizaje, además,  posibilita la evaluación de los aprendizajes procedimentales, algo que suele ser costoso para el profesorado. El sistema ofrece el perfil individualizado de las acciones que ha seguido el alumno hasta llegar al objetivo propuesto  o a la finalización de la tarea, y en qué grado lo ha conseguido.

Se crearán dos productos intelectuales WM:

1.- Software WM libre educativo, adaptado a la WM, que será utilizado por el alumnado de los centros socios y exportable a cualquier centro educativo que lo quiera implementar en sus aulas.

2.- Guía didáctica, será una guía virtual para explicar cómo utilizar la WM y como poner en marcha un aula WM en cualquier centro educativo.

El software WM y la guía didáctica WM estarán disponibles en la web del proyecto.

Para implantar la nueva metodología, se habilitarán tres aulas inteligentes, una en cada colegio participante, que estarán dotadas de sensores, wifi, proyector, pizarras digitales, objetos inteligentes con NFC, software WM y wearables con diseño de pulseras. Las aulas WM serán espacios que permitan el trabajo en equipos cooperativos, espacios para el relax y la reflexión individual y un espacio para compartir y para realizar asambleas en gran grupo. También contemplamos la posibilidad de salir más allá del aula, que para realizar las actividades los alumnos y las alumnas puedan moverse por otros espacios del centro.

La metodología WM, pretende crear un clima de aula que favorezca el aprendizaje, que motive al alumno y que atienda a la diversidad.

Pinchar aquí para más información

Entrada previa
Presente y futuro del francés como lengua extranjera. Un curso escolar en Castilla-La Mancha
Entrada siguiente
Ángel Mejía, mucho más que un maestro