Un Plan de Convivencia en mejora permanente

Todas las iniciativas están coordinadas por el denominado Grupo de Convivencia, que fue creado a principios de curso y que está compuesto por un total de diez profesores. No podemos dejar escapar esta oportunidad para agradecerles su gran motivación, su creatividad y esfuerzo, así como su aferrada y obstinada creencia en el cambio de las personas.

Para la elaboración de este Plan ha sido de notable importancia la labor del Equipo Directivo de este centro que,  preocupado por el bienestar de toda la comunidad educativa y siendo siempre consciente de la importancia de trabajar en la línea de la prevención de conductas que puedan lesionar gravemente el desarrollo personal y social de cualquier miembro de la comunidad, decidió potenciar esta iniciativa consolidando varias líneas de actuación. Su interés, formar mujeres y hombres comprometidos con los demás, buscadores de la felicidad de los otros, caminantes de senderos abiertos, arquitectos de una sociedad donde no tengan cabida el desprecio, el odio y la intolerancia. Sus valores, la solidaridad, la responsabilidad, la comprensión, la inclusión y el respeto a la diversidad. Este es, en definitiva, el contexto educativo que da sentido al ambicioso Plan de Convivencia que está siendo desarrollado por profesores, familias, alumnos y personal no docente del centro.

El Plan de Convivencia del IES El Greco es una iniciativa que pretende fusionar la labor de cada una de las partes que conforman la comunidad educativa del Instituto. Esta visión integradora, que se fundamenta en un pensamiento de intervención sistémica, es plenamente consciente de que todas las relaciones (familia, escuela, grupo de iguales, etc.) influyen en la construcción de las personalidades de los alumnos y, por  tanto, en su comportamiento y en sus conductas. José Antonio Marina argumenta esta idea en su libro Aprender a vivir: “(…) Los padres solos no pueden educar a sus hijos, hagan lo que hagan, porque no pueden protegerlos de otras influencias. Los docentes solos no pueden educar a sus alumnos, por la misma razón. La sociedad tampoco puede educar a sus ciudadanos sin la ayuda de los padres y del sistema educativo (…)”.

El Plan de Convivencia del IES El Greco está integrado por una serie de proyectos e intervenciones que se detallan a continuación:                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                      

 1. Tutorías individualizadas

El proyecto de tutorías individualizadas se basa en una intervención educativa que presta una atención integral y personalizada al alumnado. En él se tienen en cuenta todos los factores de riesgo que podrían estar provocando que su conducta sea disruptiva y/o que su rendimiento académico pueda llegar a ser insuficiente. Con respecto a los factores de riesgo, hemos de indicar que en no pocas ocasiones se trata simplemente de carencias afectivas que sufren los alumnos o de falta de un seguimiento continuado de algún familiar o persona de su entorno.

Así, la figura del tutor individualizado se hace totalmente necesaria, máxime cuando el tutor regular de grupo no dispone del tiempo suficiente para poder atender de forma pormenorizada todas las necesidades individuales de una clase completa de alumnos.

Con la tutoría individualizada, se pretende dotar al alumno o alumna de herramientas para poder enfrentarse a las dificultades y/o factores de riesgo de carácter familiar, social o relacional, así como para adquirir estrategias que le ayuden a solventar sus problemas, tanto en el momento actual como en un futuro. La actuación se desarrolla de forma personal, continúa y directa, de forma que por parte del tutor existe un conocimiento preciso y cercano de la personalidad del alumno y de las necesidades que este pudiera presentar (utiliza una metodología sistémica). De este modo, se crea una relación tutor-alumno de respeto, confidencialidad, neutralidad y confianza que ayuda al alumno a tomar decisiones y a afrontar los problemas de forma autónoma, pero sintiéndose a la vez respaldado y seguro de ello.

Para llevar a cabo la intervención, el tutor debe mantener ciertas actitudes, tales como empatía, respeto, escucha activa y, sobre todo, plena confianza en que los cambios son posibles. Además, se hace imprescindible que el tutor tenga contacto continuado con las familias del alumno tutorizado para que pueda hacer un seguimiento de los cambios, tanto dentro del centro como fuera de él, en la vida personal, familiar y social.

En la planificación del proyecto, el Grupo de Convivencia de este instituto consideró que la actuación del tutor individualizado se llevaría a cabo en dos o tres tutorías por semana, variando en función del alumno y su problemática.

2. Escuela de familias

La familia es, sin duda alguna, la base de la educación de los hijos. Sin embargo, es una tarea para la que muy poco, o nada, se prepara a los padres, madres y tutores legales, presentes o futuros.

Además, las familias se enfrentan a una sociedad que ha evolucionado muy rápidamente y, con ella, la juventud y el entorno han ido transformándose profundamente. Así pues, no son pocas las veces que nos encontramos a padres y madres que no disponen de las herramientas suficientes para afrontar los nuevos retos.

Por otra parte, tampoco abundan actividades que permitan a los padres y madres compartir con otros sus experiencias, miedos, alegrías y dificultades, de modo que al interaccionar con otros, se favorezcan y mejoren las relaciones en el seno del entorno familiar (de alguna forma, se favorece la autoayuda).

La Escuela de Familias se crea, pues, como respuesta a estas carencias e inquietudes, ya que proporciona las destrezas necesarias para hacer más fácil la labor como padres y educadores a la vez, dotándoles de las estrategias e ideas esenciales para cumplir este rol de la mejor forma posible.

A la hora de interiorizar comportamientos asertivos, habilidades sociales, valores, etc. por parte de los alumnos, el Grupo de Convivencia opina que de nada sirve el trabajo realizado con el alumnado si en casa, en el ámbito familiar,  no se siguen entrenando dichas conductas.

La dinámica de la Escuela de Familias del IES El Greco pone énfasis en las sesiones prácticas, participativas y dinámicas, contando con  profesores, tutores, orientadores y profesionales de los contenidos que se van a desarrollar.

Entre los contenidos que se trabajan, los más motivadores para los participantes son los siguientes:

* Importancia de la participación e implicación de la familia con la comunidad educativa.

* Desarrollo psicoevolutivo en la adolescencia. Características y necesidades.

* Educar a los hijos en habilidades sociales.

* Potenciar la relación padres-hijos mediante actividades organizadas desde el entorno escolar.

* Conducta de los adolescentes: límites, premios y castigos. Autoridad positiva.

* Trastornos frecuentes en el periodo de la adolescencia: nutrición, hábitos y adicciones.

* Trastornos del aprendizaje: TDAH, etc.

En determinadas jornadas, se cuenta con la presencia de los hijos, tanto para la realización de dinámicas conjuntas padres-hijos como para participación en actividades extracurriculares y complementarias.

Por otra parte, en cada sesión, que tiene una duración aproximada de una hora y media, se presenta un tema y se trabaja en grupos siempre que el contenido permita el desarrollo de alguna actividad o dinámica teórico-práctica. Asimismo, se dedica tiempo para comentarios, debate y preguntas.

Los objetivos que se pretenden:

*Propiciar momentos de reflexión en torno a situaciones de la vida cotidiana, así como sobre conflictos entre padres e hijos.

*Promover la comunicación entre familia y entorno del adolescente.

*Crear un clima de cooperación entre la familia y la comunidad educativa.

*Concienciar de la importancia de educar en habilidades sociales.

*Proporcionar a los padres y madres estrategias, destrezas u otros recursos que les ayuden a participar y mejorar aspectos que condicionan el desarrollo de sus hijos e hijas: crecimiento, maduración, socialización, etc.

*Crear un espacio para el diálogo, la comprensión, la reflexión y el conocimiento de lo que supone ser padre-madre y educador a la vez.

*Autoayuda.

3. Viste tu mente

Viste tu Mente es un proyecto que se inició en el curso 2014-2015 en nuestro centro y que tiene como finalidad dotar de competencias transversales al alumnado, ofreciéndoles actividades que garanticen una adecuada atención a la diversidad, implicándoles en la búsqueda de una mayor motivación y participación en el grupo y en su propio proceso educativo. En definitiva, se persigue que todos crezcan como personas.

Los participantes en el proyecto son alumnos del primer ciclo de la ESO, destacando a aquellos que presentan más desmotivación hacia los estudios y/o integración en el grupo.

Con la metodología de trabajo seleccionada, se trata de crear nuevos espacios para la formación, potenciando la adquisición de competencias en los alumnos de  ESO y a la vez posibilitando el desarrollo de las competencias personales, sociales y profesionales de los alumnos de los Ciclos Formativos a través de actividades lúdicas, dinámicas y participativas. En suma, pensamos que empleando metodologías innovadoras, facilitaremos el éxito escolar y nuevas formas de convivencia en el centro.

Para concretar esta estrategia, a lo largo del presente curso escolar 2016-2017, los ciclos formativos de la familia profesional de Servicios Socioculturales y a la Comunidad, especialmente los de grado superior de Integración Social y Animación Sociocultural y Turística, planifican y desarrollan una serie de actividades dirigidas a los alumnos de ESO. Con ellas, perseguimos:

* Integrar la Formación Profesional en la mejora de la convivencia de los alumnos de ESO, aprovechando que la familia profesional que se encuentra en este instituto -Servicios Socioculturales y a la Comunidad- está muy relacionada con la intervención social.

* Que sean los propios alumnos de estos ciclos los que planifiquen y ejecuten las actividades dirigidas a los alumnos de ESO, provocando así una alta motivación al trabajar entre iguales.

* Que esta actividad sirva al alumnado de los ciclos formativos como práctica académica.

La denominada Marketing Vital es una de las iniciativas más interesantes que recoge este proyecto. El objetivo primordial, transmitir la importancia del optimismo y el positivismo para la mejora de la convivencia. De este modo, pretendemos aunar todas las actividades que se realizan en los ciclos formativos en relación con la prevención de conflictos, la promoción de óptimas habilidades sociales y un buen desarrollo de la autoestima de los alumnos.

Se articulan tres líneas de actuación para que los alumnos de FP trabajen con los de ESO:

* Myself. Qué cosas buenas tengo, qué cualidades positivas.  Si mejora el autoconcepto de los alumnos, mejora la relación con el entorno.

* Dale al Like. Qué cosas buenas ocurren en mi centro a diario. Hemos de fijarnos en lo positivo, en lo agradable, y, además, publicitarlo en las redes sociales para que todos lo conozcan.

* Social Media. Qué cosas positivas ocurren en el entorno o en el mundo. 

Se puede hacer un seguimiento de las actividades realizadas en estas iniciativa a través de la red social Twitter @vistetumente, y en el blog de Viste tu Mente.

4. Aula de destrezas sociales 

El aula de destrezas sociales trata de romper con la idea frecuentemente asociada al espacio aún conocido como aula de castigados, donde los alumnos son expulsados y permanecen allí “porque tienen que estar en alguna parte”. Se pretende, por tanto, trabajar los aspectos desencadenantes que han llevado al alumno a tener una determinada conducta disruptiva: falta de habilidades sociales, control de impulsos, etc.

Se trata de un lugar para trabajar de forma dinámica comportamientos relacionados con la convivencia: conductas desviadas, control de impulsos, habilidades sociales, prevención de consumo de sustancias nocivas, valores, etc.

Esta aula se sitúa en la hemeroteca del centro y es atendida por profesores y alumnos de FP Dual.

5. Alumnos ayudantes

En este proyecto toman protagonismo los escolares y son ellos mismos los que van a intervenir con compañeros que pudieran tener algún tipo de problema.

Se trata de un grupo formado por tres o cuatro alumnos y alumnas de cada curso de Educación Secundaria Obligatoria, elegidos por sus propios compañeros:

- Alumnos ayudantes: primero y segundo de la ESO.

- Alumnos mediadores: tercero y cuarto de la ESO.

Este grupo ayuda a prevenir el acoso escolar y la exclusión social, y permite  intervenir en aquellas situaciones que presentan cierto riesgo antes de que sucedan escaladas mayores de conflictividad.

Tras recibir la formación adecuada a principio de curso para poner en práctica su tarea, son coordinados paulatinamente por el Departamento de Orientación y el Grupo de Convivencia.

Entre las funciones de los alumnos ayudantes, cabe destacar: acoger a los alumnos de incorporación tardía, detectar conflictos o posibles acosos, dar apoyo en deberes a los compañeros que se encuentren enfermos en el domicilio, liderar actividades o dinámicas de grupo, etc.

Con respecto a los alumnos mediadores, hay que subrayar que son ellos mismos los que realizan las mediaciones de los conflictos que puedan surgir en el entorno escolar, teniendo claro aspectos tales como la confidencialidad y la neutralidad.

Entrada previa
Buero Vallejo y el movimiento moderno
Entrada siguiente
Un grupo muy profesional da vida a “La historia de una escalera” de Buero