Presente y futuro del francés como lengua extranjera. Un curso escolar en Castilla-La Mancha

Después de unos años como profesor de historia y geografía en Francia, concretamente en la Académie de Créteil (las Académies son las divisiones regionales educativas en Francia) al este de París, este año trabajo como “Profesor Jules Verne” en la Consejería de Educación, Cultura y Deportes de Castilla-La Mancha. Dicho programa consiste en que docentes franceses de cualquier especialidad realicen estancias profesionales en el extranjero al menos durante un curso escolar con una doble función: impartir clase en centros educativos así como participar en el desarrollo de proyectos de cooperación internacional.

Aquí mis funciones son múltiples. En primer lugar, desempeño el papel de docente en dos centros de Toledo, uno de Primaria, el Colegio San Lucas y María y el otro de Secundaria y Bachillerato, el IES Sefarad.

Estos dos centros son un referente en cuanto a la difusión de la francofonía en la región porque forman a los estudiantes mediante el estudio de algunas materias en francés. A través de la propia asignatura de francés y a través de las clases de plástica en francés, los alumnos y alumnas del Colegio San Lucas y María aprenden las bases de este nuevo idioma de manera lúdica. Además, mis compañeros y yo hemos llevado a cabo un proyecto de asociación internacional con una école primaire que se encuentra cerca de ParÍs. Este proyecto consiste en la realización de una página Web elaborada en común donde cada uno expone los resultados de sus trabajos de plástica.

En el Instituto Sefarad, que dispone del sello de calidad Label Francéducation otorgado por la Embajada Francesa, intervengo en diferentes niveles. Primero, como soy profesor de historia en Francia, imparto clases de geografía e historia francesa y española en tercero y cuarto de ESO. Estas horas de historia en lengua extranjera permiten a los escolares aprender nuevos contenidos teóricos desarrollando a la vez sus capacidades lingüísticas. En mi opinión, la enseñanza bilingüe de una asignatura como historia es una verdadera suerte para el alumnado.

Además, participo en primero y segundo de Bachillerato en la preparación de la prueba externa del programa Bachibac. Esta prueba permite la obtención de una doble titulación Bachillerato/Baccalauréat que permite el acceso de los alumnos españoles a las universidades francesas. Este examen tiene una forma y expectativas muy "francesas", como la práctica de la disertación y el análisis del documento, en literatura e historia contemporánea. Por este motivo, aporto mis conocimientos de historia de España y Francia durante los siglos XIX y XX en segundo de bachillerato y ayudo a mis compañeros de cultura científica y literatura en lo que se refiere a la metodología propia de esta prueba.

A propósito del Bachibac, la Consejería de Educación, Cultura y Deportes y la Embajada Francesa llevan a cabo conjuntamente cada año un curso de formación para docentes implicados en este programa

A propósito del Bachibac, la Consejería de Educación, Cultura y Deportes y la Embajada Francesa llevan a cabo conjuntamente cada año un curso de formación para docentes implicados en este programa. Me encargo de una parte de este curso, preparando sesiones de formación lo mas útiles posibles para los compañeros y compañeras de los cincos centros que preparan a sus alumnos Bachibac en Castilla-La Mancha.  Intento aportar el enfoque metodológico y los principios pedagógicos aplicados en el aula en Francia y de esta forma enriquecernos con el intercambio de experiencias.

Entre mis otras funciones como "Profesor Jules Verne", participo en el desarrollo de proyectos de cooperación internacional entre los centros educativos de Castilla-La Mancha y los centros de la Académie de Créteil. Por eso, durante el mes de enero dirigí tres talleres de formación en Albacete, Ciudad Real y Toledo sobre "Los proyectos escolares de cooperación internacional". El objetivo de estos talleres fue mostrar cómo llevar a cabo y cómo promover este tipo de proyectos a todos los compañeros de la comunidad que estuvieran interesados. La cooperación y coordinación entre ambas instituciones funciona tan bien que, a lo largo de este curso, se han creado más de quince asociaciones de centros. Además, participé en la acogida de la rectora de la Académie de Créteil, Béatrice Gille, el pasado mes de febrero.

Esta experiencia en Castilla-La Mancha está siendo una verdadera suerte para mí por diferentes razones: primero, está claro que me ha permitido mejorar notablemente mi nivel de castellano desde el mes de septiembre. En segundo lugar, me he encontrado con otro sistema educativo, otros alumnos y otros compañeros (que me acogieron con mucha simpatía y me ayudan todos los días), con otras pedagogías bastante diferentes a las de Francia y todo esto supone una riqueza que formará parte de mi equipaje cuando finalice mi estancia a finales del mes de junio. En tercer lugar, estas diferentes funciones de enseñanza, formación y cooperación me han permitido desarrollar nuevas competencias (en poco tiempo), importantes en la carrera de todo docente. Además, me siento muy orgulloso de poder participar en la difusión de la lengua y cultura francesa en España.

Por último y dado el éxito del programa en Castilla-La Mancha, se contempla para el próximo curso la posibilidad de que un docente de la región pueda llevar a cabo funciones similares a las mías en la Académie de Créteil.

Entrada previa
Castilla-La Mancha celebra el Día de la Enseñanza 2017
Entrada siguiente
Una nueva metodología para mejorar el éxito escolar