Premiados del Día de la Enseñanza 2017 en la categoría de Alumnos

 

María Cuenca, el esfuerzo permanente para superar las dificultades

María Cuenca Argudo, alumna invidente del IES “Serranía Baja” de Landete, recibirá también un galardón en la edición de este año. Esta joven ha cursado sus estudios de Educación Infantil y Primaria en el CRA “Ojos de Moya”, de la pequeña localidad de Garaballa, y actualmente estudia 4º de ESO en el IES de Landete. Su trayectoria académica es digna de ser destacada como el resultado de un ejemplo de superación en la que el desarrollo de unas capacidades diferentes la han conducido al éxito académico y a la admiración colectiva.

En el CRA “Ojos de Moya” de Garaballa recibió un trato muy cercano al tener muy pocos niños en el aula, por eso el paso al IES “Serranía Baja” de Landete fue todo un reto ya que “en el instituto vas más a tu aire” . Todas las mañanas acude al centro acompañada de su padre y de una prima que también cursa estudios allí.  Nos cuenta que tiene que dedicarle mucho tiempo y realizar un “gran esfuerzo para poder llevar la tarea y los trabajos de clase al día”.

Cuenta con material adaptado a su discapacidad visual, así como con ordenador y máquina adaptada a la escritura braille y acude a clases extraescolares de Inglés y de Informática “ya que el mundo de las nuevas tecnologías está lleno de oportunidades que me motivan mucho”.

Y como todo alumnos de Instituto, disfruta de los recreos con sus compañeros y con el premio se siente muy contenta porque es un reconocimiento a su esfuerzo en el día a día.  

 

Javier Peñafiel, un apasionado de la física y las matemáticas 

Javier Peñafiel Tomás, alumno el IES “Cristóbal Lozano” de Hellín. En 2015 obtuvo la mejor puntuación en los Premios Extraordinarios de Bachillerato (9,08). A ese éxito, sumó, el pasado curso, la obtención de la medalla de oro en la fase nacional de la Olimpiada de Física, celebrada en Sevilla, y la medalla de bronce en la fase nacional de la Olimpiada de Matemáticas, celebrada en Barcelona. A su brillantez como estudiante, une un reconocimiento unánime a su sencillez y compañerismo.

En la actualidad Javier cursa doble grado de Física y Matemáticas en la Universidad Complutense, unos estudios que según destaca requieren mucha dedicación “pero como es lo que me gusta pues este primer curso lo llevo muy bien, por las mañanas acudo a clase de las cinco asignaturas que curso y por las tardes estudio”.

De su etapa de Instituto recuerda especialmente las clases de Matemáticas y a su profesor, porque era la asignatura de la que más disfrutaba.    

Entrada previa
El CRIEC de Cuenca, referencia en innovación educativa en la Unión Europea
Entrada siguiente
Premiados del Día de la Enseñanza 2017 en la categoría de Personal de la Administración