Día de la Familia: Puertas abiertas en familia

La integración de las familias es nuestra escuela es uno de los ejes transversales fundamentales de nuestro Proyecto Educativo y Social, que forma parte de los grandes objetivos del mismo, que nos exige que esté presente en cualquiera de las actividades  y proyectos de la escuela e impregne la vida cotidiana de la misma. Reflejo de todo ello es cómo hemos implementado este eje en los diferentes proyectos: PESC, Biblioteca Escolar, Navidad, Carnaval, Semana del Cuento, Día de la Familia, Salidas y Visitas por el barrio; así como de las diferentes vías de comunicación formales e informales  establecidas entre las familias y nuestra escuela.

Desde hace ocho años, cada 15 de mayo, en nuestra Escuela celebramos el día de la familia; nos unimos así a la celebración anual del Día Internacional de las Familias, instituida por la Asamblea General de las Naciones Unidas. Refleja la importancia que la comunidad internacional le confiere a la familia como unidad básica de la sociedad, así como su preocupación por la situación de las familias en todo el mundo. La humanidad cambia hoy como ha cambiado a lo largo de la historia y proteger la familia es dar cabida a las diferentes fórmulas que las personas encuentran para vivir sus realidades en toda su diversidad y libremente.

La familia, en sus diferentes formas, es el elemento más importante de la sociedad humana, donde los niños crecen y son educados, donde deben recibir amor, cuidados y protección, además de una formación integral como seres humanos. El valor de la familia no es solamente los momentos felices o la solución a los problemas del día a día. El valor nace y se desarrolla cuando cada miembro asumimos con responsabilidad y contentos, el papel que nos toca desempeñar en esta unidad, ayudando así al bienestar, desarrollo y felicidad de todos los demás componentes de la familia.        

En nuestra Escuela organizamos este día de puertas abiertas, como una gran familia que somos. Las familias -padres, madres, abuelos y abuelas,…el miembro de la familia que nos puede acompañar, cada uno según su disponibilidad- y los trabajadores del centro pasamos la mañana juntos, hasta la hora de la siesta; tienen la oportunidad de realizar todas las rutinas que se llevan a cabo cada día con sus hijos; primero con las familias y tutora en su aula realizando la secuencia diaria de actividades: Entrada y recibimiento, Asamblea, Taller (en este día “Nos hacemos un regalo”) y Aseo. Después, con el resto de aulas, disfrutamos jugando en el recreo con juegos tradicionales. Las  familias de cada aula acompañan a su tutora para desayunar (en esta ocasión, con churros y bizcocho-gentileza de la cocina de la casa-). Por último, entre todos, sacamos las mesas y sillas al porche del patio para hacer la comida al aire libre.

Es básico y fundamental: Familia y Escuela tenemos el derecho y la obligación de trabajar y disfrutar juntos con la experiencia de educar a nuestros alumnos. Por eso, hemos de buscar espacios y tiempos de encuentro para vivir juntos esta maravillosa experiencia que es la escuela.

La participación ha sido un éxito, como viene siendo habitual. Todos muy emocionados. Es un día de fiesta, ¡¡¡JUNTOS!!!, que os animamos a organizar. Cuando se comparten estas experiencias, surgen todo un mundo de relaciones que favorecen la mutua confianza entre adultos e institución y ante todo, que los niños sean felices, que es lo que buscamos.

Entrada previa
¡CUIDA-T; CUÍDALE; CUÍDALO!
Entrada siguiente
Trabajar la mejora de la convivencia, siempre en positivo